JAI HARI

JAI HARI KAUR SANDHAR

Te cuento de mi: soy una mujer, yoguini, sikh, mamá y Chilena, pero por sobre todo, estudiante de la vida y del Universo entero.

Me licencié en Bellas Artes, con mención en grabado, como profesión universitaria en Chile; pero aunque mi enfoque ahora mismo no está en la creación de “obras artísticas” como en aquellos días entendía como “artista”; sigo ahora mismo, ligada a la creatividad en otros aspectos, con ese filtro estético y creativo en cada una de mis miradas.

Por las vueltas de la vida, aterricé en España el año 2006… y continuo aún aquí, desarrollándome y expandiéndome, muy agradecida con todas las puertas que esta tierra y su gente me han abierto.

He sido practicante de yoga desde el año 1999.
Soy profesora de KUNDALINI YOGA, según las enseñanzas de Yogi Bhajan de nivel 1 y 2, certificada por KRI y AEKY, desde el año 2005.
Y actualmente soy formadora Asociada de Kundalini Yoga, nivel 1, y formo parte del equipo de Sarabjit Kaur Khalsa, teniendo además la bendición de que sea mi maestra espiritual, y que es para mi un ejemplo de compromiso y humildad.

He participado en varios cursos para el desarrollo de la Mujer: “Mujer de Luz”, impartidos por Nam Nidhan Kaur, quien fue mi primera profesora de yoga y quien me inspiró desde el inicio de mis prácticas yóguicas con su fuerza y disciplina.

En Chile, el año 2005 realicé mi práctica de Kundalini Yoga para certificarme como profesora, con un grupo de Mujeres Maltradadas.
Aquello marcó fuertemente mi foco de atención: sentir que quería dedicarme a trabajar con mujeres, a acompañarles y ayudarles a través del yoga, en sus propios procesos de vida.

El año 2009 comencé mi formación en NAAD YOGA, el yoga del sonido, con el Professor Surinder Singh (Londres); y profundicé en el área de Mantra, sonido y Gurmukhi con Parvinder Singh Khalsa (India).
Todos estos estudios fueron claves para comprender y al mismo sentir, la importancia del sonido y el cantar, dándole mayor profundidad tanto a mi propio camino espiritual como Sikh, como también al momento de enseñar.

He profundizado también en yoga para niñas y niños, y en mujeres embarazadas; y además, en Numerología Tántrica.

Y si bien la aventura de los Centros Lunares comenzó en Chile, el año 2003, no fue hasta principios del 2011 que terminé de darle forma a todo lo investigado y experimentado, y comencé por fin, a compartir el taller de MUJER LUNA YOGA: La Mujer y los Centros Lunares, en diferentes partes de España y Chile; muy focalizada en el trabajo con la mujer a través de las técnicas del Kundalini Yoga.

Mi motivación principal en la enseñanza y transmisión de esta milenaria ciencia, es el poder compartir el yoga como una herramienta de vida, capaz de llevarnos a lo más profundo de nosotras mismas para proyectarnos desde nuestra verdadera identidad, vivir en la armonía y Ser… y ser felices…